Una de las cuestiones que las personas se plantean cuando se han visto involucradas en un accidente de tráfico es: ¿qué documentación es necesario reunir para poder reclamar la indemnización correspondiente a la aseguradora?

Para que la aseguradora tramite el siniestro y apruebe el pago de la indemnización correspondiente es necesario que se presenten una serie de documentación muy exhaustiva. En caso de no presentar esta documentación puede que se deniegue el pago de la indemnización.

Asimismo, esta documentación también será indispensable en caso de acudir a vía judicial para realizar dicha reclamación.

Por todo ello, a continuación vamos a señalar que documentación es necesario obtener si te has visto involucrado en un accidente.

Documentación relativa a la dinámica del Siniestro

Lo primero que debemos demostrar es que el accidente tuvo lugar, es decir, que existió y, a la vez, que dicho accidente fue culpa de un tercero.

Para ello deberemos recabar los siguientes documentos:

• Parte Amistoso de Accidente: Para empezar, deberemos disponer como mínimo de una copia del parte amistoso. Este documento tiene que estar perfectamente cumplimentado, algo que muy pocas veces sucede. Como mínimo tienen que estar cumplimentado los campos con los nombres de las personas involucradas, los modelos de los vehículos, las matricula de los mismos, las aseguradoras, debiendo estar completadas las casillas referentes a la forma de producción del accidente.
• Atestado: Este documento lo levanta las autoridades. En caso de hacerlo la Guardia Civil, normalmente será el propio abogado o la aseguradora la que deberá solicitar una copia. En cambio, si realiza el atestado la Policía Local, la copia la podemos solicitar nosotros mismos, previo pago de determinadas tasas.

Documentación médica

A la hora de solicitar una indemnización por accidente de tráfico, otro de los elementos que debemos probar son los daños personales y las lesiones que se han sufrido para poder reclamar los días de baja, secuelas o diferentes incapacidades. Además, también hay que demostrar que existe una relación de causa- efecto entre el accidente de tráfico y las lesiones sufridas, es lo que se llama nexo causal.

Para todo ello deberemos disponer de la siguiente documentación:

• Informe de Urgencias o de primera asistencia médica: Para poder demostrar el nexo causal entre el accidente de tráfico y las lesiones sufridas es fundamental acudir a un servicio médico o de Urgencias y, sobre todo, en el menor tiempo posible después de dicho accidente. Esto es así, puesto que las aseguradoras, en determinados casos, no se hacen cargo de siniestros en los que se tarda más de 72 horas en acudir a un médico.

Por otro lado, es importante que en el informe de Urgencias aparezcan detalladas cada una de las lesiones sufridas en el accidente, ya que las aseguradoras ponen problemas para cubrir aquellas lesiones que no aparezcan en dicho informe. Hay que leer siempre el Informe de dicha primera asistencia médica y solicitar que sea completado si vemos que faltan datos.

• Pruebas radiológicas.
• Informe de Alta: Este informe también es de vital importancia, ya que sirve para poder demostrar y determinar las secuelas derivadas del accidente.
• Informes de especialistas.
• Informes de alta/baja laboral del INSS o de la Mutua, en su caso.
• Documentos de reconocimiento de Incapacidades

Documentación derivada del Siniestro

Otro de los elementos que compone la indemnización por accidente de tráfico es lo que corresponde al daño derivado del Siniestro, es decir, a los daños materiales sufridos, que al igual que los daños personales, debe der estar debidamente acreditados para poder reclamarlos.

Por ello deberemos presentar a la aseguradora la siguiente documentación:

• Facturas de reparación del vehículo
• Facturas de objetos rotos en el accidente. En un accidente no solo se puede dañar el vehículo sino también objetos que podemos llevar con nosotros en ese momento, como por ejemplo un reloj, el móvil o las gafas, entre otros. En estos casos deberemos aportar las facturas de la reparación o del objeto. Es importante que la existencia de daños en estos objetos como causa del accidente se reflejen en el atestado o en el parte amistoso.
• Facturas de gastos de farmacia, ortopedia, intervenciones quirúrgicas, etc.
• Facturas de gastos de desplazamiento a rehabilitación.

Otros Documentos

Además de todo lo anterior, pueden resultar necesarios otros documentos complementarios como los siguientes:

• Fotografías de los daños materiales.
• Póliza de seguro.
• Fotografías de las lesiones.
• Certificados de las empresas donde trabajas si no has podido realizar alguna actividad que sí que podías hacer antes del accidente de tráfico.

Como podéis observar para reclamar una indemnización por accidente de tráfico y que ésta nos sea concedida, es necesario conservar y aportar mucha documentación, por lo que os aconsejamos que si os habéis visto involucrados en un accidente, os pongáis en contacto con un abogado especialista en accidentes de tráfico.

Con todo ello, esperamos haber resuelto todas las dudas. Si necesitas la ayuda de un abogado especialista en accidentes de tráfico, no dudes en contactarnos.

Recuerda que los abogados especializados en accidentes de GESACCIDENTIA cobramos en función de la indemnización que conseguimos para el cliente y, lo que es más importante, no cobramos nuestros honorarios hasta que el cliente cobra su indemnización.