Indemnización por latigazo cervical en Zaragoza

Latigazo cervical, una lesión frecuente en accidentes

Una de las lesiones más frecuentes tras sufrir un accidente de tráfico es la que conocemos comúnmente como latigazo cervical.

Tras sufrir este tipo de lesión, nos podemos preguntar cuáles son sus síntomas, sus distintos grados de gravedad o si nos pertenece o no una indemnización por latigazo cervical.

976 361 296

Nos pondremos en contacto contigo en un plazo de 24 horas

Primera consulta gratuita

¿Qué es la cervicalgia o latigazo cervical?

La cervicalgia postraumática es un esguince cervical en el que se lesionan los tejidos blandos del cuello debido a un movimiento brusco. Se le conoce popularmente como “latigazo cervical” por ese movimiento tan característico, en el que el cuello se desplaza hacia delante y hacia atrás tras el impacto.
Estos movimientos producen una hiperextensión y una hiperflexión, causando distinto tipos y síntomas que percibimos con este tipo de lesión y de los cuales os hablamos a continuación.

Grados y síntomas de la cervicalgia

Existen diferentes tipos de cervicalgia, dependiendo de la gravedad de los daños causados. En el caso más leve, tan solo se dañan los tejidos más finos y se le denomina Esguince cervical tipo I.
Si, por el contrario, se produce una rotura parcial de los músculos o ligamentos del cuello hablaríamos de un Esguince cervical de tipo II. Por último, si en la lesión hay rotura y separación de los tejidos, se trataría de un Esguince de tipo III y conllevaría una recuperación más larga.

En cuanto a los síntomas con los que se manifiesta la cervicalgia, vemos que son muchos y variados, aunque el más común es el dolor de cuello. El dolor en las cervicales del cuello puede tardar en manifestarse unas horas tras el accidente. Otro de los síntomas más comunes es la contractura muscular, la cual puede incluso causar edemas.

Algunos pacientes presentan síntomas tan variados como vértigos, mareos o limitaciones al mover el cuello, viéndose hasta la rotura de fibras musculares en los casos más graves. Otra de las lesiones que se producen a causa de un latigazo cervical es el Tinnitus, una afección en el oído interno que hace que percibamos ruidos o zumbidos.

Los síntomas que se producen con un latigazo cervical, no son solo lesiones físicas. Existen distintos síntomas psicológicos, como ansiedad o pánico a volver a conducir. Este síndrome conocido como estrés postraumático, puede causar insomnio y depresión. Por eso, no debemos pasar por alto estos síntomas psicológicos y hacerlos saber a nuestro médico.

Al producirse un choque por detrás con otro vehículo, podrían manifestarse síntomas de dolor lumbar por el uso del cinturón de seguridad, disfonía en la voz e incluso disfagia. Es decir, dificultades al tragar. Todos estos síntomas se suelen ver agravados por constantes y prolongadas cefaleas, incluso meses después de sufrir el accidente.

¿Cómo se cura un latigazo cervical y cuáles son sus secuelas?

El tratamiento necesario para curar un latigazo cervical, dependerá del grado de esguince cervical que presente el paciente. Al igual que en otros tipos de esguinces, vemos que en la actualidad existen tratamientos alternativos que no conllevan inmovilizar la lesión con el uso del collarín. En estos casos, se llevan a cabo técnicas más modernas de fisioterapia para corregir los síntomas y dolores del latigazo vertical.
Aunque aún se siguen recetando medicamentos relajantes como ibuprofeno o paracetamol, para reducir la inflamación y el dolor, hoy en día se tiende a recomendar tratamientos no farmacológicos. Dentro de estos se encuentran  los tratamientos de frío para reducir la inflamación o tratamientos de calor para la relajación muscular.

Muchos expertos recomiendan a las personas afectadas por un latigazo cervical guardar reposo, mejorar la posición de la columna vertebral en nuestra vida cotidiana y algunos ejercicios terapéuticos tanto para el cuello como para hombros.

Normalmente, en los casos más graves, la cervicalgia puede conllevar ciertas secuelas a largo plazo. Algunas de las secuelas más comunes son el síndrome postraumático cervical, el cual se muestra con síntomas como mareos o cefaleas constantes. Dependiendo del grado de estas secuelas y la valoración que se le dé a la cervicalgia postraumática del paciente, la cuantía de las indemnizaciones será mayor o menor.

¿Me pertenece indemnización  por  latigazo cervical tras un accidente de tráfico?

A la hora de reclamar una indemnización por una cervicalgia producida en un accidente de tráfico, debemos observar el Baremo que se aprobó en el año 2015 y ver que parámetros fija. Este Baremo, considera los latigazos cervicales como “traumatismos menores en la columna vertebral” y se puede consultar dentro del artículo 135 de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor (LRCSCVM), modificada por la  Ley 35/2015, de 22 de septiembre.

Las aseguradoras suelen prestar atención a los diagnósticos del médico y las pruebas de radio diagnóstico realizadas. También tiene en cuenta aspectos como que no haya antecedentes de accidentes similares que justificarán esa lesión, el periodo en el que se manifiestan los síntomas, la intensidad del accidente o la relación entre la zona de la lesión y el tipo de accidente. Un claro ejemplo es el hecho de que depende como se produce el choque con el otro vehículo, las lesiones causadas pueden ser muy distintas.

Dentro de las especificaciones que establece este Baremo para recibir una indemnización por latigazo cervical, vemos la obligación de asistir al médico dentro de las 72 horas después del accidente. Por eso es recomendable, no tratar de curar el esguince cervical por nuestra cuenta y acudir de inmediato a un centro médico. También recomendamos  guardar todos los informes médicos, que nos permitan demostrar que la cervicalgia fue causada por un choque con otro vehículo, el llamado “nexo causal”.

¡Consigue la mejor indemnización por latigazo cervical en Zaragoza!

Nuestros abogados especialistas en indemnización por latigazo cervical en Zaragoza te atenderán.

Escríbenos un correo y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

O si lo prefieres, llámanos!

976 361 296

Nombre y apellidos*

Teléfono*

Email*

Mensaje

Acepto la Política de privacidad.